POESÍAS RUMANAS TRADUCIDAS AL ESPAÑOL: EMINESCU Y TOPÎRCEANU

Empezamos una serie de entradas, que esperamos mantener a lo largo de todo el año universitario, que presentan traducciones del rumano al español realizadas por los alumnos del Grado de Lenguas, Literaturas y Culturas Románicas. 

Hoy, Sabela Puentes Vega (III, Románicas) viene con dos traducciones: una del clásico Mihai Eminescu, la otra de un poeta menos conocido, satírico, unos de los pocos poetas rumanos que hicieron del humor un valor literario (y pagaron el precio de ser considerados, injustamente, poetas “menores”), George Topîrceanu.

El poema de Eminescu es una canción infantil, una especie de nana con acentos típicos del romanticismo, de la cual tenemos por lo menos dos traducciones conocidas, pero ninguna rimada. Lo que intenta Sabela, alejándose, claro está, pero de una manera creativa, del original, es reconstruir el ritmo y, a veces, la rima, de esta canción tan conocida por los niños rumanos. Por eso, emplea frases hechas como «colorín colorado», en un intento de reproducir en primer lugar el espíritu del poema de Eminescu.

El poema de Topîrceanu es, aparentemente, fácil de traducir, pero el laconismo modernista de este escritor es escurridizo a la hora de pasarlo a otro idioma. No sabemos de la existencia de otra traducción al español de este texto. (Luminita Marcu)

 

Somnoroase păsărele… 

(Mihai Eminescu, 1885)

Somnoroase păsărele

Pe la cuiburi se adună,

Se ascund în rămurele –

Noapte bună!

Doar izvoarele suspină,

Pe când codrul negru tace;

Dorm și florile-n grădină –

Dormi în pace!

Trece lebăda pe ape

Între trestii să se culce –

Fie-ți îngerii aproape,

Somnul dulce!

Peste-a nopții feerie

Se ridică mândra lună,

Totu-i vis și armonie –

Noapte bună!

 

Somnolientos pajaritos… 

 Somnolientos pajaritos

En su nido acurrucados

Tras ramitas escondidos

Colorín colorado…

Donde solo el agua llora

Donde calla el negro bosque

Duerme el paisaje y aflora

Que tengas buena noche.

Por el río el cisne flota

Busca casa entre los juncos

Si los ángeles te arropan

Dormiremos juntos

Hoy la noche es fantasía

La luna brilla en dorado

Todo onírica armonía

Colorín colorado.

 

Noiembrie

(George Topîrceanu, 1928)  

 Plouă stupid…

Cerul își scutură

Ca dintr-o ciutură

Frigul lichid.

Cârduri de ciori —

Neagră pecingine,

Flori de funingine

Zboară sub nori…

Plouă perfid.

Și-n doză minimă

Picură-n inimă

Neant acid.

Plouă de sus…

Toamna ironică

Îmi scrie-o cronică

Cât un Larousse.

(O Halimà, —

Pentru că nu cere

Nici introducere,

Nici «va urma”…

Plouă placid:

A…e…i…o…u…ă…

Dacă continuă,

Mă sinucid!

 

Noviembre 

Lluvia estúpida, ridícula

Agua que sacude el cielo

Como del pozo, un caldero

Temperatura líquida.

Una bandada de cuervos

De sucia tiña negra

De hollín, la flor más bella,

Vuela entre nubes y suelo.

Lluvia amarga, retorcida

En dosis insignificantes

Goteas en mi triste talante

Tu nada viperina.

Lluvia de trozos de cielo

En esta estación irónica

Dedícame una crónica

Con Larousse como modelo.

Oh, Halimá

Si no te pregunto

Si no me presento

Nadie seguirá

Lluvia plácida de alivio

A…e…i…o…u… ae…

Si así tu agua cae

La culparé de mi suicidio. 

George Topirceanu y la escritora Otilia Cazimir

Traducciónes de Sabela Puentes Vega (III, Grado en Lenguas, Literaturas y Culturas Romaánicas, USAL)

30/10/2019, 17/11/2019